BEL

Mi foto
Cabeza loca.17 años.Le gusta acostarse tarde y levantarse temprano.Quitar la miga al pan y explotar burbujas de plastiquete.Abrir las ventanas al atardecer y ponerse la música a todo volumen para leer a Pablo Neruda.Se considera una amante del cine mudo.El viento sin destino,pero veloz y con prisas.No entiende el blanco pero tampoco el negro.Risas con hielo pero también peros.Pura indecisión.Torpe a morir.Capaz de todo por un simple juego de niños.Atrapa-gestos o atrapa-almas?.Espontánea.Un manojo de purpurina.Un saco de canicas.Una media sonrisa.Incandescente.

lunes, 12 de diciembre de 2011

La sabiduría se mide con las brechas del corazón-

Fin de exámenes. La verdad es que prefiero tener, porque lo que viene después... no es precisamente bueno.
Hoy le he puesto cara de gatito abandonado al suplente de matemáticas por los pasillos pero de ni coña que ha funcionado; y la de historia me dice ''que tengo un potencial oculto'' pero no me aprueba.
Mañana martes 13 es la junta de evaluación -qué coño- y estoy cagadísima y poco preparada para que me pongan el ordenador en el salón y que me den un par de collejillas.
Intentaré dar señales de vida pero no os lo aseguro a corto plazo. No puedo rezar porque ya no me funciona y se me han acabado las excusas.

Lo que se suponía que iba a ser un fin de semana relajado post-exámenes, enfin, se convirtió en un hervidero y he dormido seis horas en dos días.
Esa agradable sensación de arrastrarte cual zombie por la Gran Vía madrileña... 


Entérate que TODO EL MUNDO TE VA A HACER DAÑO. De maneras diferentes. A puñetazos o a empujones. Unos duelen más que otros. Algunas cuchilladas por la espalda y unos cuantos escupitajos a la cara acompañados de palabras que no queremos escuchar.

(Escupitajos o salivazos)

Necesitamos que nos hagan daño para hacérnoslo a nosotros. Para pegarnos la ostia en esa esquina y no retroceder para volver a abrirnos la cabeza.Lo harás... pero en otra esquina diferente, hazme caso. Aunque te la pegues en un restaurante que es de la misma franquicia que el anterior; ese restaurante ya no es el mismo, ha cambiado de espacio y de tiempo.
La vida es un teatro en el que tú haces daño, ellos hacen daño, nosotros hacemos daño... sea intencionadamente o no, lo vamos a hacer. Te puedes ahogar en tu propia saliva y convertirte en un asesino en serie si es lo que quieres, meterte de ostias contra todas las farolas del paseo con gusto y decir al mundo lo desgraciado que eres, créeme no funciona.

O parar y preguntarte si merece la pena por esa persona. Si es así, no dudes.
Si no, no le jodas... ya le joderá otro... o la vida; que me han dicho que da peores golpes.


Ritz - Madrid



Un beso a todos los que me seguís, GRACIAS!
-BC 

sábado, 3 de diciembre de 2011

Eres una estrella blanca y reluciente.



La vida es tan injusta como las miles de millones de estrellas que hay en el universo. Como el número de dígitos registrados en el mundo. Como la estupidez humana.
La vida es injusta, pero en cierto modo, no de igual manera para unos que para otros. La vida es injusta de muchas maneras diferentes, y la gente como yo, o como tú... que está acostumbrada a este tipo de vida; confundimos el término ''injusto'' por ''momentáneo'' o ''insustancial''
La vida no es injusta cuando tienes que estudiar demasiado y no llegas, la vida no te da por culo cuando el chico o chica que te gusta no te ama, la vida NO asquea cuando él está con otra. Incluso cuando te han traicionado.Todo eso es ocasional, son pequeños baches y son cosas que se pueden arreglar
Cuando todo está negro, siempre podría estar peor. Mucho peor. Y eso mucha gente no lo entiende, y no lo llegará a entender jamás. 
Pensamos demasiado en nosotros mismos para darnos cuenta de lo que tenemos delante.Pero cuando esa cosa te pega de golpe, te empiezas a dar cuenta de que estabas equivocada.
La vida es injusta cuando has tenido la mala suerte de vivir en un sitio en el que la gente no te comprende; hasta tal punto que acabas teniendo problemas graves con tu salud. Injusta cuando naces de improviso y sin merecerlo en un sitio en el que nadie quiere que estés, en una familia en la que apenas tienen dinero para agua o en el que la sociedad es tan ridículamente superficial que te margina, tiene miedo de acercarse a ti y piensa que les vas a pegar tu enfermedad.
Eso es injusto.

Yo he tenido la oportunidad de darme cuenta.
Tengo amigas a mi lado que han estado ingresadas por anorexia,amigos que han sufrido cánceres y los han superado,una persona a la que quiero mucho que tiene miedo de mostrar al mundo su orientación sexual por miedo al rechazo, una familia muy fuerte que no pudo despedirse de la persona que más quería yéndose de este mundo para siempre... tengo una madre que se va en verano a los países más nauseabundos y marginales de este mundo -sí, a los que nadie quiere ir de turismo- y que a la vuelta me trae dibujos de los niños de allí, todos coloridos, muy bonitos... ilusionados después de haber recibido su primer juguete.
Y ellos son fuertes, muy fuertes. Y no les da asco la vida, en absoluto. LA AMAN.

Por eso pienso que yo, personalmente soy una afortunada.No tengo todo lo que quisiera (y mira lo que tengo!) es verdad que me quejo a veces, pero luego se me pasa; y tengo el doble de defectos que virtudes.
Pero puedo deciros, que actualmente, 
ME CONSIDERO LA PERSONA MÁS AFORTUNADA DE ESTE MUNDO. 





bc.