BEL

Mi foto
Cabeza loca.17 años.Le gusta acostarse tarde y levantarse temprano.Quitar la miga al pan y explotar burbujas de plastiquete.Abrir las ventanas al atardecer y ponerse la música a todo volumen para leer a Pablo Neruda.Se considera una amante del cine mudo.El viento sin destino,pero veloz y con prisas.No entiende el blanco pero tampoco el negro.Risas con hielo pero también peros.Pura indecisión.Torpe a morir.Capaz de todo por un simple juego de niños.Atrapa-gestos o atrapa-almas?.Espontánea.Un manojo de purpurina.Un saco de canicas.Una media sonrisa.Incandescente.

jueves, 11 de agosto de 2011

No esperes que te olvide.

Últimamente me sorprende cómo el mundo está lleno de casualidades en cada lugar por el que caminas a lo largo de este duro y angosto sendero que es la vida -esto ha quedado muy Machado, creo que andar tanto por aquí me está afectando- y os lo puedo demostrar aquí y ahora.

Supongo que todos habréis visto (por medio de alguna red/amigo/o mismamente la propia tienda) las camisetas que Pull&Bear está sacando del icono de rebeldía más famoso de los 50; osea se, James Dean.
La verdad es que la fiebre de estas camisetas se ha disparado de tal manera que ya he visto en muchas tiendas de los alrededores copias de las camisetas -que no quiere decir que no sean originales- y demás artilugios de este buenorro actor.
Pues bien, yo no le había hecho demasiado caso, es cierto que me gustaban las camisetas y toda la parafernalia esa... pero cuándo descubrí dos pares de gafas antiguas de mi madre; reconocí algo de Dean en uno de ellas; y es que además de llevar su nombre en una de las patillas, buscando y buscando encontré ese tipo de gafas en una de sus fotografías. 





The photo.




''No olvides que te espero, no esperes que te olvide''

PD: Y vosotros... ¿qué pensáis de James Dean?¿y de los objetos vintage que descubrís extrañamente por vuestra casa? ¿y de las casualidades de la vida? Vale, ya paro.



martes, 9 de agosto de 2011

Adoro las listas



ME GUSTA: el aire de montaña, las mariposas, el final de la canción Don't stop me now de Queen, el cabello pelirrojo, las miradas cómplices, hacer autoestop en una carretera desierta, un bote de nutella con una cuchara dentro, las ondas que se expanden al tirar una piedra a un lago, una balada con la guitarra española... y con una eléctrica también.ELLAS. Los tiovivos sin fin, cuando te callan con un beso, las películas francesas, quedarme dormida leyendo un libro a los pies de la cama... y al levantarme, encontrármelo allí conmigo ¡ni en sueños la historia me ha abandonado!, el gato que se llamaba ''gato'' de Audrey, en Desayuno con Diamantes... y los labios rojos de Lolita. Un beso en la cima del Empire State y una calada a un cigarrillo debajo de un bar mientras ves llover, los ''nos volveremos a ver''que se cumplen; una familia en el aeropuerto que espera con una pancarta a aquel que viene de viaje... y un escritor frustrado carente de inspiración.
Mohitos, gritos de emoción y suspiros de esperanza... los gemidos son aceptados si quieres.
Una bonita sonrisa en el metro, un amanecer en la Gran Manzana y por supuesto, ÉL.


NO ME GUSTA:  El olor a gasolina, los calcetines sobre sandalias, las presentaciones precipitadas, las personas fingidas, un plato de espinacas, algas a los pies de la playa, noches después de ver una película de terror, perder el tranvía, ir meándote por la calle y tener que pararte porque se te escapa el pis, sentirme observada mientras me como algo a l a r g a d o (y comestible, mentes sucias), la gente que te mira asqueada de arriba a abajo (si no te gusta, no mires, que no estás obligado), el dolor que se siente al quitarte la cera de las piernas, tener 20 monedas de 5 céntimos en el monedero, que me digan lo que tengo que hacer, las matemáticas, que cuando diga ''no sé silbar'' todo dios se ponga a silbar, que me traten como si tuviera seis años, correr a toda hostia con la mochila puesta, no tener a él junto a mí, las largas colas de espera, un retrete con una mierda dentro, una rosa sin espinas.







Todo el mundo que me conoce sabe que yo, personalmente, adoro las listas. Y voilà, aquí tenéis un pequeñíiiiiiiiiiiisimo fragmento de lo que me gusta y lo que no.
Las listas son ideales para cualquier cosa, casi siempre para recordar cosas que hay que comprar, tareas que hay que hacer o sueños o metas que queremos cumplir.
Pues bien, las listas no sólo sirven para eso, también para conocerte a ti misma  y ver qué tipo de persona eres en realidad... las listas también sirven para crear ideas, ¡SÍ! me encantan esas listas: agrupas cosas que te gustan y te disgustan, cosas cotidianas y no tan cotidianas, vas uniendo unas palabras con otras y al final ¡zas! la inspiración llegua. Os aconsejo que los probéis, es divertido y sirve.


Espero que el verano os vaya genial, yo estoy unos días por Zaragoza, descansando... y la verdad es que no paro quieta y no tengo tiempo de aburrirme.
Prontito me voy a Praga, y tengo ganas locas... imaginaos cuán es mi entusiasmo que he hecho un book de una completa guía de la ciudad!


Dulces sueños, BC 

sábado, 6 de agosto de 2011

Soy feliz.En realidad, más que eso.



Los que no me conocen tienen aquel problema de no conocerme.
No saben que me lo tomo todo a risa,y que mi personalidad no es como la de un gatito amaestrado... pero tampoco como la de un león salvaje.
Me han enseñado a no juzgar a las personas por las apariencias; pero no puedo evitar pensar lo gilipollas que es la gente al hacerlo. ¿Decir que no tienen vida? Paso. Me la suda si la tienen o no. 
Lo que parece un mal acto se va convirtiendo poco a poco en un defecto más grande que cualquiera que se pueda encontrar; ya que sin darte cuenta estas ahí, criticando los defectos de todos a los que envidias y al final te conviertes en eso, mierda.
Me entero de cosas pero ¿qué mas da? Habría estado igual de feliz conociéndolas o no.


Pierdes el tiempo si crees que tus palabras y gestos me afectan. 
Cuando pares... me avisas; yo mientras seré feliz a costa de nadie.



jueves, 4 de agosto de 2011

Hey Jude



Hoy es un día de esos.
Después de dar una y mil vueltas de carrerilla a una noche de pesadillas; el despertador automático de mi conciencia se activaba a las seis y media de la madrugada para no volverse dormir.
Ando descalza por el pasillo, no hay nadie en casa; y con gesto de desagrado, pienso que es una cosa a la que me empiezo a acostumbrar. No importa. En realidad, hay pocas cosas que me importan a las seis y media de la madrugada.
Por eso me gustan estos días.
Me salgo a la terraza y solo se oyen algunos pajarillos. Desde la cocina se oye Hey Jude, de Paul McCartney; la letra no es muy difícil de entender. El autor trata de animar a Jude, la supuesta chica, a que cante una canción desde el corazón y blablabla. La supuesta Jude al principio es débil y tímida; incapaz de hacer algo por sí sola; y conforme la canción pasa, Jude se vuelve fuerte e independiente.
Es inevitable que me compare con Jude; siempre lo hago por cualquier cosa.
Suspiro. ¿Ganas de pensar? Cero. Pero también es inevitable.
Está siendo una semana intensa y llena de descubrimientos; las cosas nunca son lo que parecen y ya no puedes esperar nada de nadie. Por otra parte, me he dado cuenta de la cantidad de personas que tengo a mi lado y que me quieren. Es increíble.

De repente me entran unas ganas horrorosas de fumar y de meterme algo a la boca ¿Cuando fue la última vez que ingerí algo y no salió en forma de papilla a través de mis labios? Sí, es bastante asqueroso describir un vómito.
Hey Jude acaba.
Un dia ''de esos'' empieza.




BC.

lunes, 1 de agosto de 2011

No lo entienden.



Dicen que lo nuestro es imposible; que no pegamos ni con cola, que esto es como un billete de ida y vuelta y que tu ex era mucho más maja que yo.
He oído que te mereces algo mejor y que no te convengo. He oído tantas cosas acerca de personas que no saben ni mi apellido...


Quizá ellos no sepan el número de noches en vela por culpa de mis inseguridades, el número de veces que he soñado con tus besos. 
Dudo que sepan la forma en la que te miro cuando te mofas de mí, la sonrisa tonta que se me pone al verte aparecer y que tengo un cuaderno en el que apunto una raya por cada vez que pienso en tí, imagínate!
Él ya sabe que soy un poco difícil de entender, y que rara vez coincido con el prototipo de niña mona que a las masas de consumo les gusta; pero también sabe que le quise incluso antes de que el supiera que existía. 
Ellos sabrán cómo es él, pero no como soy yo. 
Yo, gente que se guía por las apariencias, soy la chica que casi pierde a su mejor amiga por él, aquella que le dejaría ir solo para que fuera feliz y aquella chica que se enamoró de todos y cada uno de sus defectos.


Dicen que lo nuestro no va a funcionar, que soy una chica corriente que pronto desaparecerá de tu vida.
¿Sabes que digo yo? NADA
No puedo evitar mover la cabeza con decepción mientras sonrío.
Ellos, simplemente, NO ENTIENDEN.